"Todo comienza con Dios" - Reflexiones para maestros cristianos

¿Has pensado alguna vez que Dios es el centro del proceso educativo?

Name:
Location: chiclayo, lambayeque, Peru

Martín cabrejos Fernández.

Wednesday, October 11, 2006

Dispuesto a servir


“La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo”
Filipenses 2,5.

Para servir debo comenzar por renovar mi mente, esto es cambiar mis pensamientos y actitudes.
Es más importante el “Por qué” de las cosas que hacemos que “lo que hacemos” en sí. Las obras de tus manos son importantes, pero son más importantes tus actitudes y motivaciones.
Como maestro debo pensar más en mis estudiantes que en mi mismo. Debo enfocarme en ellos; esto es “Dar mi vida”, olvidarme de mí para dedicarme a otros. Solo cuando dejo de enfocarme en mis propias necesidades soy capaz de notar las que existen alrededor y puedo decidir hacer algo al respecto.
No podré servir con calidad y excelencia si estoy lleno de mí mismo, si solo construyo una experiencia auto gratificante, si deseo gustar a los demás, ser admirado o manipular para tener la “Sartén por el mango”.
A veces pasamos mucho tiempo pensando en nuestro potencial, habilidades y en cuan nobles y maravillosos somos. A menudo deseamos que Dios bendiga nuestros planes sin tener certeza que aquello que estamos haciendo forme parte de su voluntad para nuestras vidas.
Estar dispuesto a servir desafía el problema básico del ser humano: Su natural egoísmo.
Servir nunca es una carga, siempre es una oportunidad que me confronta día a día poniendo ante mí dos caminos: Uno hacia la satisfacción de mis propias necesidades y otro hacia la satisfacción de las necesidades de los demás.
¿Debo entonces el cuidado que merezco como creación de Dios? ¡No!, es que en una actitud de confianza en Dios pondremos en sus manos todas nuestras necesidades naturales y espirituales buscando en El la perfecta fuente de provisión.
Debo permitirle a Dios usarme para su propósito y esforzarme en esta lucha, pues la humildad me muestra diariamente lo que soy y lo que tengo en Cristo dándome lecciones que debo volver a aprender una y otra vez.
(Adaptado de “Una vida con propósito”)


“Un pequeño paso…
Un paso de amor
Un paso de fe
Un paso de entrega
Un paso de confianza
Un paso de poder
Un paso largo
Un paso corto
Un paso firme
Un paso hacia el prójimo
Un paso con ansias de servir
Un paso feliz
Un paso de perdón
Un paso de vida
Un paso de triunfo
Un paso de gloria
Un paso de luz
Un paso de vencedores
Un paso con Dios”

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home